domingo, 18 de mayo de 2014

Efecto túnel

Seguramente todos se habrán dado cuenta que un exceso de velocidad nos lo pone más difícil a la hora de controlar la moto en una situación límite.
Me explico, por ejemplo: ante una frenada de emergencia la distancia de detención se eleva enormemente a mayor velocidad. Tanto es así que a 120 km/h, se necesita una distancia superior a una cancha de fútbol para detener la moto.

Si a esto sumamos las consecuencias que tiene el exceso de velocidad en nuestro campo de visión, el resultado es alarmante. A medida que se aumenta la velocidad se reduce el campo de visión periférico: es lo que todos seguramente conocen como “El efecto túnel”.

Cuando montamos en moto paseando hasta los 65 km/h distinguimos con claridad la gran mayoría de objetos y detalles del entorno. En cambio, circular a más de 140 km/h reduce enormemente el ángulo de visión, que pasa de 105º a 45º. Con un ángulo de visión tan reducido las posibilidades de no reaccionar a tiempo ante una situación de riesgo son muy altas. ¿No les parece?

Dejando de lado el riesgo que implica el tomar esas velocidades quiero destacar ese particular efecto óptico y de percepción que seguramente los dueños de motos de mediana y alta cilindrada estén más habituados a sentir y percibir…

Justamente el tema de esta publicación es ese famoso efecto, “El efecto túnel”
Quisiera que todos los que alguna vez han vivido este tan particular efecto lo cuenten en los comentarios de esta publicación…

Acá en la universidad, lugar en donde trabajo, con un grupo de amigos tratamos de determinar las bases de este “efecto túnel” en cuanto a la conducción propiamente dicha… A continuación les voy a dejar una imagen, la cual tiene una cruz justo en el medio… Lo que ocurre básicamente cuando fijamos la vista en ese punto, en la cruz negra, transcurridos unos 50 segundos la nebulosa que lo rodea parece desaparecer. La ilusión óptica es aún más poderosa si no hay grandes contrastes, y cuanto más lejos nos situamos del punto en el que nos fijamos, mayor es el efecto visual… Casi lo que sucede cuando vamos en una ruta sin curvas y a mucha velocidad…, fijamos nuestra visión en un punto de la ruta y lo de alrededor parece esfumarse causando este “efecto túnel” tan particular…



Les cuento que con mis compañeros de laboratorio llegamos a la conclusión de que nuestras neuronas necesitan un estímulo constante para no ignorar lo que tenemos alrededor, de modo que nuestros ojos necesitan “moverse” para captar mejor toda la información visual que nos llega a través de las retinas, si bloqueamos este movimiento y fijamos la vista en un punto, observaremos el famoso efecto de la publicación… ¿Qué loco, no? Jajaja…!!!

Me despido por ahora dejando como siempre un abrazo y un deseo…

Buena vida…, buena ruta…!

1 comentario:

  1. Muy bueno Quimey. Además, al estar moviendo los ojos permanentemente, no solo percibes el resto de lo que pasa a tu alrededor, sino que, también, se reduce la probabilidad de que te quedes dormido o caigas en un "sueño blanco". Los ojos tienen que estar permanentemente en movimiento, mirando a un lado y a otro, por los espejos retrovisores, a los instrumentos del vehículo, etc, pero las miradas deben ser rápidas, nada de quedarse mirando una mujer, como un estúpido, porque es choque seguro, jajajaja.

    ResponderEliminar

Comenta...