miércoles, 28 de agosto de 2013

Díme cómo conduces y te diré cómo eres

Casi todos hemos visto o sufrido situaciones en las que conductores ya sean motociclistas o automovilistas increpan a otros conductores por el simple hecho de
ir más despacio al iniciar la marcha en un carril de incorporación o por esperar al peatón que está cruzando por la senda peatonal. Y no sólo eso, hasta llegan a utilizar la bocina como arma intimidante seguida de un: ‘Dale bolu…!!!

Mi nombre es Quimey Juan Félix Orozco…y en mi vida me han dicho muchas veces eso…”Dale bolu….” Simplemente porque soy del tipo de motociclistas que respeta la vida y a los demás… Tanto al peatón como al automovilista o al camionero… A todos ellos los veo como personas…, y por ello los respeto mucho… Creo que todos somos parte de este mundo y merecemos respeto… Al menos es lo que pienso…



No obstante, muchos motociclistas quizás piensan que son mejores que los demás porque simplemente van montados en sus super-motos “a toda máquina” como le dicen... También, cuando circulan por una ruta conocida por ellos lo hacen de manera demasiado relajada, como si no le importase el resto de motociclistas y automovilistas…, y actúan como si sus motos llevaran piloto automático… No es difícil observar a otros conductores que por exceso de confianza aceleran en cada curva o pasan ese semáforo que aunque está en rojo, saben que tarda en ponerse en verde para los peatones. Son conductores autónomos, confiados o de experiencia limitada y cuando ven que los demás no reaccionan como ellos, llegan a comportarse de una manera agresiva… A veces demasiado agresiva…

Conductas que particularmente las considero egoístas, contrarias a las normas básicas de conducción…,  y si muestran desprecio hacia los demás, con peligro y llegando a originar un riesgo innecesario, los llego a ver como hechos delictivos. Por otro lado, no es cuestión sólo de hacer, con la acción, sino también de no hacer, como es el caso de la omisión: no señalizar un peligro, una carga derramada, no permitir que los adelanten, presenciar un siniestro vial y no prestar ayuda al conductor…

Seguramente ustedes, amigos motociclistas virtuales han oído alguna vez ese viejo refrán que dice: “Dime con quién andas y te diré quién eres”…

Bueno, en este caso sería algo así: “Díme cómo conduces y te diré cómo eres”

Tanto por acá, en Quilmes…, y me atrevo a decir en casi todo el conurbano y capital, existen varios tipos de motociclistas…
Me tome el atrevimiento de enumerar y plasmar en esta publicación una especie de pseudo lista según las cualidades del motociclista… Jajaja…!

•          Educados y tranquilos: Son motociclistas que conducen como viven, sin prisas, no se alteran fácilmente, se declaran mantenerse prácticos y resolutivos durante la conducción, incluso, en situaciones de dificultad por imperativos del tráfico.

•          Indiferentes y confiados: Son los que menos se preocupan por la seguridad. Padecen de exceso de confianza que les hace olvidar muchas veces algunos peligros inherentes a la circulación de vehículos y peatones. Expresan menos interés que el resto de los motociclistas por los problemas de mantenimiento, las revisiones, o los elementos de seguridad de la moto. Estos conductores reconocen sentirse algo nerviosos cuando conducen sus motos y no consideran la conducción como una actividad especialmente divertida…

•          Sensibilizados y responsables: Son motociclistas que tienen las cosas bastante claras. Son responsables y conscientes de todos los aspectos que interviene en la seguridad. Como cumplidores de la norma se actualizan y se adaptan a ella. Sí presentan algún defecto, éste podría ser su envidiable autoestima por confiar mucho en sí mismos y puede que incluso demasiado. Consideran que conducir es una verdadera responsabilidad pero disfrutan de la conducción… (La disfrutamos bastante…. Jajaja)

•          Disconformes y apáticos: Les desagrada tener que conducir…, ya que consideran la conducción como una actividad pesada y aburrida. Son discrepantes con las normas y pueden comportarse de forma agresiva. Son los que protestan cuando salen normas nuevas sobre el tráfico al considerarlas poco necesarias y apuestan por una ciudad sin motos. Culpan al motociclista de los siniestros por atropellos y defienden al peatón… Generalmente ese tipo de gente o no tiene moto o tienen chofer en su limosina…jajaja!!!

•          Impulsivos e impacientes: Es el grupo más preocupante desde el punto de vista de la seguridad vial ya que presentan unas actitudes claramente diferenciadas del resto y suponen el grupo de motociclistas más accidentados. Su característica esencial es la utilización de la moto como medio de autoafirmación personal, es decir, consideran a la moto como un medio para reforzar su propia personalidad. Se sienten transformados y más dueños de sí mismos cuando están montados sobre una moto. Son más impetuosos, tienden a sufrir más problemas de estrés, son más irritables, tienen menos paciencia con los problemas cotidianos del tráfico y manifiestan una forma de conducta más agresiva que el resto de los motociclistas... Creo que de este tipo de motociclistas esta lleno…!!!

Igualmente identificarse con uno o con varios de estos grupos de motociclistas quizás les pueda resultar un poco complejo ya que no tienen por qué coincidir algunas de esas conductas mencionadas con el comportamiento de la persona en un momento dado, es decir, “no se puede generalizar un simple hecho”, porque dependerá de múltiples acciones y factores…


Bueno amigos de esta red social, me despido como siempre dejando un abrazo y un deseo a todos y cada uno de ustedes…


Buena vida…, buena ruta…!

1 comentario:

  1. . COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

Comenta...